Ventosas

Terapia con ventosas: una técnica alternativa para mejorar la circulación

La terapia con ventosas, también conocida como «cupping», consiste en aplicar ventosas elaboradas con cristal o plástico en el cuerpo del paciente, creando un efecto de vacío que succiona la piel y parte del músculo. Se utilizan para abrir los poros y estimular la circulación sanguínea y linfática, además de considerarse el mejor método para abrir los meridianos del cuerpo.

Tipos de aplicación de las ventosas

Existen dos formas de aplicación de las ventosas: la técnica de masaje y la técnica de ventosa fija. En el primer caso, la ventosa se desliza sobre la piel del paciente produciendo un efecto de masaje que estimula la circulación sanguínea y linfática, eliminando toxinas del cuerpo. En el segundo caso, se adhiere la ventosa en determinados puntos con el fin de tratar ciertas zonas del cuerpo a través de sus puntos reflejos en la espalda.

Ventosas

Beneficios del tratamiento con ventosas

La terapia con ventosas es una técnica que se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional china y que se ha popularizado en todo el mundo gracias a sus múltiples beneficios. Al aplicar ventosas en el cuerpo del paciente, se crea un efecto de vacío que estimula la circulación sanguínea y linfática, reduce el dolor muscular y la tensión, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y alivia el estrés y la ansiedad. Para obtener resultados óptimos, se recomienda una periodicidad de tratamiento de entre 5 y 8 sesiones, dependiendo de la afección que se quiera tratar. Además, es importante tener en cuenta que, después del tratamiento, es normal que se observen marcas circulares en la piel que pueden durar algunos días.

El tiempo de aplicación de las ventosas varía entre 5 y 15 minutos, y la frecuencia de las sesiones dependerá de la condición del paciente. Pueden realizarse sesiones individuales para combatir algún dolor en particular en la espalda, celulitis, etc. o también un tratamiento de 8 sesiones, una vez por semana durante 8 semanas consecutivas para afecciones más crónicas.

Recomendaciones para el paciente

Cuando se utiliza el vacío en la región del tratamiento, es normal que la zona pueda quedar adolorida durante unos 5 días aproximadamente, además de observarse marcas circulares rosadas o moradas en el cuerpo debido al vacío de las mismas. Para evitar el dolor y las marcas moradas en la piel después del tratamiento, se recomienda tomar un baño tibio y masajear la región que fue tratada con aceite de rosa mosqueta.

Ofrecemos el Servicio de Ventosas en Montevideo, a dos cuadras de la Plaza del Entrevero. Podes agendarte o realizar tu consulta para aclarar las dudas que tengas a través de Instagram o nuestro email: consultasmyt@gmail.com